viernes, 14 de agosto de 2009

INTRODUCCION

Mi más preciado tesoro que conservo desde la infancia son mis Nancys, ellas me hicieron pasar ratos maravillosos que nunca olvidaré, disfrutaba muchísimo vistiéndolas, peinándolas y de vez en cuando haciéndoles algunos vestidos. Empecé con una, a la que tengo más cariño, debía de tener 7 años cuando me la echaron los Reyes Magos y ahí empezó la primera de una larga colección de vestidos y accesorios que fue aumentando cada Reyes, Cumpleaños y Santos.

Al poco tiempo me regalaron la segunda, no era tan bonita como la otra, pero era articulada y eso sonaba muy bien, por cierto la restauré hace unos meses en el Sanatorio de Muñecos de la calle Preciados de Madrid, ya que la articulación con el paso del tiempo cedió.

Tengo que agradecer mucho a mi madre el que yo haya disfrutado tanto de mi muñeca. Antes de tener conocimiento de que existiese fue ella quien pensó que seguro me haría mucha ilusión y quien siempre estuvo pendiente de que fuera consiguiendo los muchos vestidos que hoy conservo, animándome y comentando entre las dos, cuál conjunto me gustaba más y ahí quedaba pendiente para futuros regalos. Recuerdo también como se compinchaba con mis tías y mis primas para elegir qué conjunto quería, no sin antes sonsacármelo inocentemente. Sé que le hubiera gustado ver este blog y las fotos que he incorporado de todos los modelos, como eso ya no es posible, quiero desde aquí dedicárselo, pues sin ella no hubiera sido posible.

Pero me hice mayor y dejé de jugar con mis Nancys, las guardé en un armario y ahí han estado hasta ahora.

Hace unos meses me rondaba en la cabeza hacer algo con ellas, pero con tal cantidad de vestidos y sólo dos muñecas era imposible organizar nada, ni tenía espacio ni suficientes muñecas para tantos vestidos, entonces surgió la idea de preparar un reportaje con todos los vestidos e incluirlos en mi blog, así podría tener permanentemente expuestas a las muñecas y todo el mundo que quisiera podría verlas sin salir de su casa, así que me puse manos a la obra y con la entusiasmada colaboración de mi hija Laura de 11 años, que me ayudó mucho con los peinados y sugerencias que me iba aportando, montamos un decorado y fuimos vistiendo y fotografiando modelo a modelo. Menos mal que estábamos de vacaciones, sino se nos hubiera hecho eterno ya que nos supuso bastante trabajo y terminamos agotadas, pero estamos muy satisfechas del resultado.

Todos los modelo van acompañados de su nombre original.

Espero que todo el mundo que entre pueda disfrutar de él, precisamente ahora, que se cumple el 40 aniversario y que menos que rendirle este pequeño homenaje.

He añadido al comienzo, un blog muy completo que he encontrado sobre Nancy, cuya autora, Sony, ha creado magistralmente, aportándonos mucha y variada información que seguro vais a disfrutar todas las seguidoras de esta muñeca, desde aquí os invito a visitarlo, así como a los enlaces que se incluyen en él.
Publicar un comentario